Dos abogados de Odebrecht dan testimonios sobre sobornos; imputados rebaten acusaciones

0

Después que Mauricio Dantas Bezerra finalizara su declaración testimonial, el Ministerio Público invitó este martes al estrado a Rodrigo Maluf y María Eugenia Batista, ambos abogados de Odebrecht, como otros dos testigos que buscarían probar la teoría que sostiene el Ministerio Público sobre supuestos pagos de sobornos en el país.

En la audiencia que se conoce en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Maluf y Batista reiteraron las acusaciones en contra de Conrado Pittaluga y Ángel Rondón, asegurando que ambos empresarios recibieron sobornos de Odebrecht para repartirlos a funcionarios, diputados y senadores dominicanos, y así beneficiar con obras a la constructora brasileña.

Ambos testigos continuaron la línea que ya había preparado Dantas Bezerra y coincidieron con éste al asegurar que a través del sistema drowsys, elaborado por el sector estructurado de Odebrecht, se hacían transferencias millonarias a empresas y cuentas fantasmas en varios países, entre los que se encuentra República Dominicana.

Pero, de inmediato, estas acusaciones contra Rondón y Pittaluga fueron rebatidas por sus abogados sacándoles a los testigos respuestas como “no sé”, “no recuerdo” y “no estaba ahí”.

María Eugenia Batista sólo duró en estrado aproximadamente media hora, en comparación con los demás testigos, y allí los abogados de los imputados trataron de desacreditar sus testimonios para probar que la jurista “no tiene constancia” de que en el país se hayan efectuado sobornos para los señalados en el caso.

“¿Usted vio alguna vez a Rondón o Pittaluga sobornando a algún funcionario?”, preguntó el abogado de Rondón, a lo que Batista respondió escueta: “no”.

Y así continuó negando que estuviera presente cuando se entregaron los sobornos o cuando se realizaron las transferencias monetarias a empresarios dominicanos, pero, como confirmó durante su declaratoria, puede corroborar las pruebas con las que cuenta el Ministerio Público porque ella, como apoderada de Odebrecht, firmó los acuerdos de lenidad.

En cuanto a Rodrigo Maluf, este testigo se mostró aún más ambivalente que sus predecesores al reiterar constantemente que “no recuerda” cómo ni a quién, ni dónde se efectuaron los sobornos.

Mientras este testigo declaraba, su testimonio recurrente era “no sé decir” porque, como lo testificó en el estrado, se encuentra siendo testigo del Ministerio Público por haber firmado la carta que contiene los acuerdos suscritos entre la República Dominicana y la Procuraduría General de la República.

Cuando el juicio quedó suspendido hasta este jueves a las 9:00 a. m., el magistrado Wilson Camacho expresó que ambos testigos tuvieron una “participación excelente” y que, como esperaba la barra del Ministerio Público, pudieron corroborar todas las pruebas y documentaciones que avalan que en el país se pagaron más de 92 millones de dólares en sobornos.

En contraste, los abogados de Díaz Rúa, Rondón y Pittaluga calificaron todos los testimonios como “penosos” y expresaron que “si estos son los testigos estrella del Ministerio Público, saldremos airosos”.

Fuente: El Nuevo Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here