De la Rosa y Carpio en caso tres causales: Por qué no se habla de matar también al violador

0

El arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, aseguró que el problema del aborto, es un asunto médico y científico y no religioso como se ha querido erróneamente enfocar ante la sociedad dominicana.   

De la Rosa y Carpio enfatizó que hay que defender la vida, no porque lo diga la religión ni la Constitución de la República, sino porque lo asegura la ciencia médica.

El religioso asegura que el consenso científico demostró en los últimos años que la existencia de un ser humano comienza tras la concepción.

 «Desde el punto de vista biológico-celular, las células, óvulo y espermatozoide cuando se unen generan el comienzo del proceso de la reproducción, lo que se considera la concepción», indicó.

 Refiriéndose al caso de un embarazo no deseado producto de una violación, sostuvo que no sería un caso religioso, sino médico y científico.

 Añadió que lamentablemente para los que defienden el aborto, el problema de una violación se resumen y se resolvería simple y llanamente sacrificando el bebé.

”Y nosotros nos preguntamos por qué no se habla de matar también al violador de la niña que fue el causante del problema”, sostuvo.  Indicó que los traumas dejados por la violación en las jovencitas  son terribles y tampoco son analizados y tratados sicológicamente.  

 Apuntó que la vida es el primer derecho civil del que se hace mención en la Constitución dominicana, en su artículo 37, estableciendo que “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”

 De la Rosa y Carpio opinó  que con despenalizarse el aborto se ignorarían no solo los principios cristianos, sino también los de la ciencia médica y la Constitución.

 Contó que durante su prolongada vida pastoral se ha encontrado con casos espantosos de niñas violadas, que les han revelado que su abuela y su madre las han obligado a matar a sus hijos practicándole un aborto y ellas señalaban que quería que sus criaturas nacieran.

Dijo que esas jóvenes  también tenían los terribles traumas que les estaban afectando, tanto de la violación, como de la muerte no deseada de su bebé.

Fuente: Listín Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here